Rehabilitar como opción primera

La rehabilitación es ehora la única opción posible para el sector de la construcción que  vive sus peores momentos y busca una salida para mantener  los escasos puestos de trabajo que  no se han destruido. El gremio de constructores reclaman ventajas fiscales para los que decidan rehabilitar sus viviendas. En este sentido, el presidente de la Asociación Valenciana de Empresas de la Edificación (Avea), Francisco Zamora, anunció las propuestas que trasladará  a la Conselleria de Infraestructuras para que puedan complementar al futuro Plan Estatal de Vivienda 2013-2017. Las medidas reclamadas serían para incentivar estas obras, como rebaja especial en el IBI, desgravaciones fiscales o  acceso a créditos blandos para rehabilitar.

Cuando el apogeo constructivo se llegaron a los 700.000 pisos/año.  «Por cada nueva vivienda que se construía se empleaban a cuatro personas. Ahora todavía mantenemos un ‘stock’ que va de las 60.000 a las 100.000 viviendas, que esperamos pueda liquidarse en los próximos dos o tres años».  Sobre el hecho de que la Conselleria de Infraestructuras estudie otorgar ayudas directas a los constructores que rehabiliten edificios si se sacan al mercado del alquiler, Zamora remarcó que sin el acceso al crédito los empresarios no pueden hacer frente a este tipo de actuaciones.

Con la oportunidad de salida a otros países, las pymes valencianas tampoco cuentan con avales bancarios que se exigen para iniciar grandes obras. Paises  de Sudamérica y otros como Polonia, Rumanía o Marruecos piden avales para poder introducirse en sus mercados.

Por todo esto, la rehabilitación de viviendas es una salida que cada vez se contempla como “al alcance de la mano” si la administración ayuda un poco.