Rehabilitación de viviendas.Real Decreto 2066/2008

La política de vivienda en España a finales del año  2008 está marcada por dos grandes frentes de atención;  por un lado, por las todavía graves dificultades de acceso  a la vivienda de una parte muy importante de la población, como resultado del largo período de alzas de precios  de la vivienda (1996-2007) muy por encima de la inflación  y, en consecuencia, por encima de la evolución de los  salarios; y, por otro lado, por un severo escenario económico y financiero, una de cuyas manifestaciones más  evidentes está siendo la retracción tanto de la demanda  como de la oferta de viviendas.

En este complejo marco de requerimientos, el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación para el período 2009-2012,
ha partido de un análisis riguroso de la situación de necesidad de vivienda de la población española, insertando  este estudio en la particular situación del sector de la  vivienda, en relación con el sector financiero y el global  de la edificación.

Ante esta realidad, el Plan quiere poner de relieve que  uno de los retos más sensibles de la sociedad actual es  velar por la sostenibilidad y eficiencia de toda actividad  económica y que, por lo tanto, debe optimizarse el uso de  la producción ya existente de viviendas a la hora de atender las necesidades sociales de la población, pero, simultáneamente, no quiere olvidar que el primer cometido de  toda política de vivienda es asegurar una producción suficiente de viviendas para las necesidades de alojamiento   de la población, y que por ello deben establecerse actuaciones tendentes a evitar estrangulamientos de oferta a   medio y largo plazo en el sector.

En relación con la rehabilitación urbana, se asumen  las recomendaciones establecidas en la Carta de Leipzig
sobre Ciudades Europeas Sostenibles (aprobada con ocasión de la Reunión Informal de Ministros sobre Desarrollo
Urbano y Cohesión Territorial celebrada en Leipzig el 24/25   de mayo de 2007), y en la Resolución del Parlamento
Europeo «El seguimiento de la Agenda Territorial de la UE   y de la Carta de Leipzig: Hacia un programa de acción
europea para el desarrollo espacial y la cohesión territorial»

En la Carta de Leipzig, aprobada el 21 de febrero de 2008, se  recomienda hacer un mayor uso de los enfoques relacionados con una política integrada de desarrollo urbano y  prestar especial atención a los barrios vulnerables o desfavorecidos dentro del contexto global de la ciudad.

También es deseable que las actuaciones de rehabilitación urbana integrada descansen y sean respaldadas por un proceso de participación y concertación social y   ciudadana en la determinación de los objetivos y en las  acciones estratégicas, así como en el seguimiento y la   gestión de las mismas. 

Conforme a ello, el Plan nace con una doble voluntad   estratégica: Desde un punto de vista estructural, establece
unas bases estables de referencia a largo plazo de los instrumentos de política de vivienda dirigidos a mejorar el
acceso y uso de la vivienda a los ciudadanos con dificultades.

Desde un punto de vista coyuntural, aborda, a diferencia de otros planes de vivienda, la realidad concreta en   la que se halla inmerso el ciclo de la vivienda, que, por un   lado, exige medidas coyunturales decididas para evitar   un mayor deterioro de la situación, pero por otro, brinda   la oportunidad de lograr una asignación eficiente de los   recursos destinando la producción sobrante de viviendas   a cubrir las necesidades de la población

Real Decreto 2066/2008, de 12 de diciembre, por el que se regula el Plan Estatal de  Vivienda y Rehabilitación entre los años 2009-2012.  
Enlace : http://www.boe.es/boe/dias/2008/12/24/pdfs/A51909-51937.pdf

Deja un comentario