Evaluación de edificios y ayudas para rehabilitación en Toledo

El concejal de Urbanismo de Toledo, Javier Nicolás, ha informado de la entrada en vigor de las ordenanzas que regulan las ayudas a la rehabilitación de inmuebles y la elaboración del Informe de Evaluación de Edificios, obligatorio este último para construcciones de más de 50 años que no hayan sido reparadas en este periodo. Para facilitar la realización de este  requisito y la recuperación patrimonial del Casco, el Ayuntamiento también ha aprobado la Ordenanza de Ayudas a la Rehabilitación de Edificios, que regula las subvenciones para las obras de reforma y también para el citado informe de evaluación. El concejal calcula que se pondrán a disposición de los propietarios alrededor de 600.000 euros en concepto de ayudas que se tramitan, como es habitual, a través del Consorcio de la Ciudad de Toledo.

Sobre el Informe de Evaluación de Edificios,  ha recordado que su funcionamiento y finalidad es similar a la ITV de los automóviles, si bien con plazos mucho más extensos. Así, los edificios de más de 50 años (2.273 en Toledo, según el Catastro) tendrán que disponer de este certificado, a no ser que hayan sufrido una rehabilitación integral en este periodo.

El procedimiento se inicia en el registro informatizado de que dispone el Ayuntamiento con los edificios de más de medio siglo. La propiedad debe encargar a los técnicos cualificados para ello la elaboración del Informe de Evaluación que, en caso de ser positivo, se trasladará al Ayuntamiento, que determinará el plazo para la próxima certificación (entre 10 y 15 años)

Si en la inspección se detectan anomalías, los titulares deben solicitar licencia de obras para subsanar los defectos, de tal forma que se garantice la seguridad de las personas y se evite un mayor deterioro de ese edificio y los de su entorno.

Esta ordenanza también regula el deber de los propietarios de conservar sus inmuebles, las órdenes de ejecución y las declaraciones de ruina y, tras la última modificación del Estado, su ámbito abarca todos los usos (residencia, comercial o dotacional).

El concejal de Urbanismo ha indicado que estas medidas forman parte del planteamiento que realiza el equipo de Gobierno para incentivar un sector muy castigado por la crisis como es el de la construcción. “Creemos que la rehabilitación puede ser un buen motor económico para la ciudad que puede recuperar empleos y generar riqueza”, ha dicho.

Más información: http://www.ayto-toledo.info/index.php?option=com_content&task=view&id=11621&Itemid=1