Rehabilitación de cubiertas con Onduline

Las cubiertas inclinadas son empleadas por el hombre desde la prehistoria, utilizando los elementos básicos como ramas y listones para poder dar inclinación a la techumbre y evacuar la lluvia, la nieve, etc. de forma rápida, con el fin de evitar que el agua penetrase en sus hogares. Miles de años después, seguimos construyendo cubiertas inclinadas, empleando tanto los materiales tradicionales como otros nuevos materiales y las últimas tecnologías que se van incorporando. La mayor parte de las cubiertas realizadas en los últimos 100 años son cubiertas inclinadas. Rehabilitar este tipo de cubiertas aporta importantes ventajas desde el punto de vista estético y operativo.

Entre las ventajas podemos citar las siguientes:
· Se mantiene la estructura original del edificio.
· Se aprovechan piezas de acabado de la cubierta original.
· Se puede hacer habitable el bajo cubierta.
· Se mantiene la estética tradicional.
· Se obtiene un gran ahorro energético.

Sin embargo el conjunto de piezas de acabado forman juntas de unión entre ellas por donde puede pasar  el agua, y teniendo en cuenta que cada vez es más habitual hacer habitable el espacio bajo cubierta,  es conveniente colocar un elemento impermeabilizante, entre el forjado y las tejas, que garantice la  estanqueidad de esta.

Para leer completo este  documento enlace : http://www.onduline.com/es//files/docs/1271845966.pdf

Para más información : http://www.onduline.com/

Deja un comentario